Qi Gong : Vale la Pena probarlo

sifuA lo mejor te preguntás a vos mismo / misma: “¿yo haciendo Qi Gong?”

Mi respuesta sería sin dudarlo: “intentalo, probalo, después decidí”. Y agregaría “Vale la Pena”.

Por supuesto que hablo desde mi experiencia personal. Como practicante y como profesor, no solo pude comprobar en mi propio ser los enormes beneficios de la práctica de esta hermosa disciplina, sino que además, diariamente tengo el placer de ver cuánto puedo transformar con mi trabajo, la calidad de vida de mis alumnos.

El Qi gong  aporta salud, equilibrio, vitalidad, calma interior, alegría, como muy pocas otras disciplinas que elijas practicar. Voy a intentar en esta nota darte alguna información esencial para que al menos puedas tener una idea de sus características, alcances y beneficios.

Qué es Qi Gong

IMG_2155Qi Gong es un término genérico que engloba una gran cantidad de prácticas Chinas desarrolladas desde hace más de 2000 años, para la preservación, mejoramiento y cuidado de la salud física, mental y espiritual.  Si bien “Qi Gong” literalmente significa “entrenamiento de la Energía Vital”, el método comprende varios ángulos de trabajo, combinando Ejercício físico de bajo impacto, respiración y meditación.

En nuestra Escuela, el axioma por excelencia es “poner el cuerpo en movimiento, y la mente en reposo”, resumiendo de este modo las dos condiciones fundamentales. El movimiento físico mantiene y mejora el cuerpo, dinamiza la sangre y los fluidos, fortalece, estira, tonifica…el movimiento despierta al cuerpo por dentro y por fuera. Y la mente en calma permite que el sistema humano funcione en su manera óptima y la energía circule en armonía, restaurando la salud y el bienestar.

 Por qué practicar Qi Gong

Vivimos en tiempos de mucho stress, y con un estilo de vida acelerado pero sedentario. Hemos olvidado cómo vivir. El Qi Gong busca ayudarte a restaurar esa armonía y repensarte para mejorar tus hábitos de vida.

La práctica regular en un instituto te ayudará a mejorar tu estado físico, conquistando un cuerpo relajado, elástico, movil, dinámico y fuerte. El día a día de la clase, la interacción entre compañeros, propicia un ámbito agradable, relajado, disfrutable. Aprendemos a pasarla bien un rato al día, a poner la mente en reposo por un momento, hasta que se haga habitual.

IMG_2108

El Qi Gong es tan eficaz, porque integra el cuidado de la mente y completa la trinidad “cuerpo, mente y espíritu”, o mejor dícho “esencia, energía y espíritu”, y mediante el asesoramiento de tu profesor, y tu práctica, aprendés a tener conciencia de los tres elementos y por lo tanto, mayor concepto de lo que es el bienestar y la armonía para un Ser Humano.

Qué no debemos esperar del Qi Gong

El Qi Gong nos enseña a tener paciencia y perseverancia. Por eso no podemos esperar resultados instantáneos.

La buena noticia es que generalmente, como el alumno viene de una vida bastante sedentaria y tensa, el bienestar de la práctica se siente desde el primer día. Pero para poder aprovechar al máximo su potencial debemos tener paciencia, concurrir a clases sin faltar, y saber esperar algunos meses.

Quien comienza ya siente cambios. Quien se queda, cada mes se siente mejor. Es así siempre.

Pero los cambios más sustanciales se logran en forma progresiva y llevan su tiempo, como todo en la vida.

Por dónde comenzar

Siempre les digo a los futuros alumnos que tienen que dar el primer paso cruzando la puerta, ese es el comienzo. Regalate un par de horas por semana para practicar Qi Gong. Deberás seguramente quitarle tiempo a otra cosa (como mirar un programa de televisión, o estar un rato frente a la computadora) pero de eso se trata: de cambiar algunos hábitos por otros.

Deberás buscar un buen profesor, un ambiente agradable y tratar de que sea accesible para que no te resulte un sacrificio viajar o concurrir a las clases. Pero una vez decidido, deberás tomartelo con una cuota imprescindible de compromiso. Admitámoslo…¿qué se logra en la vida sin compromiso? nada. Quizá te cueste ir la primera o segunda clase, pero poco a poco sintiendo los beneficios, y el placer de la clase, será mucho más fácil y deseable concurrir.

El Qi Gong no es difícil. Es accesible. Es agradable. Es dis-fru-ta-ble. De manera que probablemente, no haya muchas excusas para no ocuparte de vos y tu salud y calidad de vida.

Como profesor, veo cada día salir alumnos sonrientes y contentos de mi clase. Eso me hace pensar siempre que “tengo la mejor profesión del mundo”. Es una fábrica de sonrisas.

Vale la pena intentarlo. Probá el Qi Gong.

Profesor Horacio Di Renzo

IMG_2357

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s